sábado, 10 de septiembre de 2016

07/09 PIRINEISMO EN GAVARNIE, VIAS PASSET Y RAVIER

PIRINEISMO EN GAVARNIE
Después de escalar una buena vía, siempre llega el momento de comentar la jugada sobre la misma. Normalmente empieza  en el descenso  y  continúa en algún bar, con una birra entre las manos. Se suele hablar de la belleza de la misma, de que  largo era el más bueno, de si el grado estaba apretado, del equipamiento… Pero pocas veces se comenta  quien la abrió, cuando y con qué material. Estaría bien realizar esta reflexión más de una vez, para darnos cuenta de muchas cosas.  Estas dos vías, las del artículo, las abrieron hace un montón de años, con un material que nada tiene que ver con el que llevamos ahora  y con unas “narices” como melones.

Cuando  el abuelo Valls, por whatsapp, me comento si quería ir a escalar una vía a la torre de Marboré, no pensaba yo, que acabaríamos haciendo la aproximación por una vía del primer muro…  Yo pensé que quería ir a la vía SIDA, pero no, tenía pensado ir a la Ravier pasando primero por la Passet del primer muro. Cojonudo pensé yo…

VIA PASSET O CLÁSICA DEL MURO DE LA CASCADA  500m IV+
El circo de Gavarnie vigilado por el Tallón, el Marboré, los Astazous…, es sin duda, uno de los lugares más impresionantes del Pirineo. Es lugar de obligada visita en invierno, para escalar alguna de sus cascadas.  Esta vía la abrieron en 1887 Bazillac, De Mots y Passet. Qué gran aventura tuvieron que vivir en aquel año los aperturistas. La vía va buscando el terreno más fácil y de buena roca. Tiene una dificultad de III grado, con algún corto tramo de IV/IV+. Es muy bonita y con un ambiente excepcional.  Si te entusiasmas mucho escalando, es fácil errar el itinerario. Hay que llevar impermeable, si no queremos quedar empapados en uno de los largos. La aproximación la hacemos en aproximadamente 1h desde el pueblo de Gavarnie.
Esta es la típica vía que por su dificultad, al igual que otras muchas como la Estasen al Pedraforca, la normal del Puro en Riglos o la cara norte del Perdido, no despiertan  mucho interés a un gran número de escaladores/alpinistas. Son vías que forman parte de la historia de la escalada y creo que son básicas, para una buena evolución como escalador.





VIA RAVIER A LA TORRE DE MARBORÉ 400m 6b+
Para llegar a la Ravier nosotros hemos seguido, del final de vía, un sendero a la derecha que nos llevara hasta el camino de l’Echele de Serradets. Subimos por el camino de l’Echelle hasta una especie de colladito desde donde ya vemos el refugio. Aquí empezamos una diagonal  dirección la torre de Marboré. Al final de la diagonal encontraremos el  sendero que va del refugio a pie de vía. Encontraremos algún hito.
Esta vía la abrieron en 1956 C. Dufourtelle y Jean Ravier. Que buenos que eran los Ravier y compañía. Que vista, que olfato y que narices tenían… La vía es muy  buena y el ambiente excepcional. Hay un poco de todo, fisuras, placas de roca excelente, tramos fáciles de roca mala y hasta un tramo que va por una chimenea cerrada. Encontramos bastantes pitones y cuñas de madera, algunos de dudosa resistencia. Alguna reunión hay que reforzarla. Material: juego de empotradores, Camelots 0’5 al 4 repitiendo el 1,2 y 3, cintas largas y cordinos para lazar algún pitón. 


Foto hecha desde la vía SIDA por Pablo y David UROZ








Ha sido una actividad muy buena y recomendable, realizada en un lugar mágico y con la buena compañía del abuelo Valls. Como hemos disfrutado eh, Valls?

RESEÑAS: de las vias en  LA NOCHE DEL LORO y en  este libro:

sábado, 20 de agosto de 2016

ESCALADA A LA SOMBRA EN L'ALT URGELL: SANCHEZ-GIL Y LA VEU DEL RIU

Estos días de calor las vías a la sombra van buscadas. Estas dos vías, cada una en su estilo, son dos buenas opciones de escalar sin pasar calor.

SANCHEZ-GIL  300m 6a/A1
Cualquier escalador que pase  por Organyà, dirección Lleida, se fijara en esta pared Roca Narieda. Orientada al norte, es  ideal para escalar en verano. El sol entra a las 15h aproximadamente. Por ella discurren unos cuantos itinerarios de diferente dificultad y belleza. La vía Sánchez-Gil, que lleva el nombre de sus aperturistas, recorre la pared  prácticamente por la mitad y sube casi rectilínea en busca del marcado techo en la parte final de la misma. Seguramente es una vía que no gustara a todo el mundo, ya sea por el equipamiento, por alguna laja dudosa, por los matojos o por lo incómodo de alguna reunión. A  mí me ha gustado. Es una buena vía y ahora que esta reequipada, reuniones con paravoles y algún paravol por largo, puedes estar en las reuniones sin tener el culo preto y, los que somos un poco cobardes, podemos intentar escalarla  en libre. Esta prácticamente equipada  pero con pitones y buriles de dudosa solidez, no sé si algunos aguantaran un saque o que se cuelgue mucha gente. Con un grado de 6c, salvo el segundo largo que tiene un tramo mucho más difícil, se hace toda en libre. Los dos últimos largos los podemos hacer por una variante que se abrió a la derecha del itinerario original. Xavi  ya había escalado la vía y de lo único que se acordaba, era, de que el primer largo de la variante (6c) era bastante expo en un tramo. Así que, hacemos el penúltimo largo original y el último de la variante. No se que es peor, si el 6c expo o el  5 matojero, incomodo y lleno de cagadas de pájaro…
La reseña de Luichy “La Noche del Loro”, como todas las que hace para el disfrute de la comunidad, está más que bien.
De material hemos llevado semáforo de Aliens, camelots 0’75 al 2, plaqueta recuperable  y bagas sabineras.   

Aunque se puede rapelar, es mucho más cómodo bajar a pie.










LA VEU DEL RIU 320m 6b/Ao (6a obli)

Esta es otra buena vía a la sombra y en un lugar fantástico. Es una vía para escalar por la tarde, estos días de agosto la sombra entra a partir de las 14 h aproximadamente.
Buena vista tuvieron  Miquel Blanco y Marcel Lavaquiol. Si es que el hombrecillo de los ojos verdes, cuando va acompañado, no resulta tan malo jaaaa…..
La vía tiene muy buena roca, es variada y disfrutona.  La primera parte es más plaquera y la parte de arriba más de diedros y alguna fisura. A mitad de vía encontramos una feixa tumbada que la afea un poco, pero que no le quita encanto.
La aproximación se hace subiendo por el rio de la Vansa. Tendremos que dejar el coche en la entrada de una cantera que encontraremos subiendo por la carretera LV-4001  que nos lleva a Montan de Tost. Bajaremos siguiendo una pista asfaltada, cogiendo siempre a la izquierda hasta llegar al rio de la Vansa. A partir de aquí seguimos un camino que va cruzando el rio varias veces.  El rio siempre lleva caudal y dependiendo de las lluvias, este puede ser abundante.  El pie de vía nos queda a la derecha y es evidente. Esta  después de subir un fuerte repecho que encontraremos en la orilla izquierda.  Veremos un paravol con dos cordinos. De 30’ a 40’ andando.
La vía está prácticamente equipada pero harán falta unos friends, sobre todo, para las últimas tiradas. Semáforo de Aliens y camelots 0’75, 1 y 2. Hay bastantes puentes de roca y los cordinos están bastante tocaditos…
El descenso se hace repelando por la misma vía.
La reseña de esta via y de otras muchas se encuentran en este ibro obra de Miquel Blanco, imprescindible si se va a escalar por l'Alt Urgell.


jueves, 28 de julio de 2016

EXCURSION EN EL VALLE DE ANSO: LA PAQUIZA, MESA, PETRACHEMA, MALLO D'ACHERITO

EXCURSIÓN EN EL VALLE DE ANSÓ
Ya tenía ganas de ir a Ansó  para  ver a mis padres,  empaparme del pueblo, ver a los amigos, salir en bici con Basteré, bañarme en el rio, hacer alguna escalada y hacer alguna buena excursión. Este escrito va de eso, de una buena excursión. La descrita es, para mí, de las mejores que se pueden hacer en la zona. Es una vuelta circular en la que se ascienden cuatro picos emblemáticos del valle: La Paquiza Linzola, La Mesa de los tres Reyes, Petrachema y el Mallo d’Acherito. Es un recorrido de alta montaña y aunque prácticamente siempre va siguiendo camino, hay algún tramo en el que tendremos que ir por tasca y pedreguera sin camino. El recorrido es sencillo técnicamente pero hay un tramo en el que tendremos que hacer una trepada fácil pero de no te caigas. Tanto por el recorrido como por la distancia y dificultad (22km y 2300m de desnivel), hay que tener una buena condición física y saber moverse bien por el monte. No encontraremos agua en todo el recorrido.

Aparcamos el coche en el refugio de Linza. Son las 7 en punto y ya empieza a haber movimiento de montañeros.  Justo antes de llegar al parquin del refugio, sale un camino a mano izquierda dirección el Collado de Zaparreta. Es el que tenemos que seguir. Encontraremos dos cruces, en el primero cogemos el camino de la izquierda y en el segundo, el de la derecha. Subimos por un espeso y bonito bosque de hayas, que casi no deja entrar la tímida luz matinal. El bosque desaparece antes de llegar a la arista, por la que seguiremos hasta el Pico de la Paquiza Linzola. Justo a nuestras espaldas nos queda la punta Maz y un  poco más lejos la Peña Ezcaurri, la Espelunga y Alano.



Buenas vistas desde la cima de la Paquiza, desde donde podemos ver gran parte del recorrido que nos queda. De la cumbre bajamos por una marcada senda. Cuando esta gira a la derecha, nosotros seguimos rectos dirección Este hasta encontrar el camino de la Mesa. Pasaremos cerca de la caseta de la Foya de la solana. Encontraremos un palo indicador. En este punto me encuentro las ovejas de Manuel que ya están llenando el buche. El camino hasta la Mesa no tiene pérdida.


Este año aun queda algún pequeño nevero. Siempre que paso por este tramo y piso los neveros, me viene a la memoria, la primera vez que subí a la Mesa. Tendría 8 o 9 años, iba con mi hermano mi tía Olga, Blanca, Amparo, Gabriel de Capuch y creo que nos acompaño un trozo,  Adolfo  Sancha.  Tengo el recuerdo de pasar tanta sed, que mi hermano y yo, que al llegar a los neveros nos atiborramos de nieve, con el posterior  mal de tripa. En aquella época me pasaba el verano esperando que mi tía, que muy montañera no es, nos llevara a subir algún pico.
En la cima de la Mesa las vistas son muy bonitas. Al sur nos que quedan Petrachema y más al fondo el Mallo d’Acherito. 


De la Mesa volvemos a bajar por donde hemos subido hasta el colladito que nos queda justo debajo de la pirámide final. En este punto tenemos dos opciones: A- seguir bajando unos 10’ por el mismo camino que hemos subido, hasta encontrar a la izquierda, la senda que nos lleva al Col d’Escoueste o B- del colladito bajar directamente hasta el collado d’Ecoueste por terreno sin camino y con algún agujero cárstico, no es difícil.
Del collado d’Escoueste bajamos dirección las Cabanes de Pedain, ya en territorio Francés. Antes de llegar las Cabanes dejamos el camino y seguimos dirección Sur, pasando por debajo de las agujas de Ansabere, las vistas son magníficas. Tendremos que subir a un colladito y bordear toda la aguja Sur hasta encontrar el camino que sube al collado de Petrachema.


En este tramo encontraremos algún hito. Subimos al collado y de aquí hasta el pico de Petrachema. Este pico es el más ascendido de la zona. Volvemos a bajar hasta el collado de Petrachema. Del mismo collado sube un marcado camino dirección el Mallo d’Acherito. Dejamos a la izquierda el Pico Sobarcal. El camino parece desaparecer justo debajo de la empinada pala NW del Mallo. Este tramo es el más delicado de toda la excursión. Encontraremos algún hito y hay que subir buscando lo más fácil. Tendremos que hacer alguna trepada cortita de 1 y 2 grado.


En este tramo mejor no caerse. Desde la cima bajamos por un marcado camino hasta la collada del Huerto de Acherito. En este punto tenemos dos opciones, una es bajar por la Plana Diego y la otra es bajar por la Foya del Ingeniero. A mí me gusta más bajar por la Foya del Ingeniero y el hayedo de Linza. Las dos bajadas nos llevan al refugio de Linza.
Con la boca pastosa toca pasar por el camping a tomar una cerveza, despues parar en el pozo Mancho para echar un buen baño para quitarme el calor del cuerpo y lo mas importante, llegar a casa antes de la hora de comer, si me quiero ahorrar la bronca de mi padre…jeeee....
Es para mí un placer y casi una necesidad, andar, correr, subir y bajar por estas montañas que, años atrás, pastorearon con sus ovejas mi padre y mis abuelos. Pura vida.

miércoles, 20 de julio de 2016

ESCALADA EN LAS ISLAS LOFOTEN

ESCALADA EN LAS ISLAS LOFOTEN
No sé si es la tranquilidad del país,  sus esbeltas montañas, el color del mar  contrastando con el  blanco de la nieve en invierno y el verde de la hierba en verano o sus auroras boreales, pero Noruega me tiene enamorado. En verano, el  banco de la nieve que tanto nos hace disfrutar en invierno, da paso a un verde intenso. Las cortas noches invernales, en verano,  se vuelven en días sin noche y  la temperatura mucho más agradable.





Las Lofoten son un conjunto de  seis islas, cinco de ellas unidas por túneles y puentes. Están situadas en el Noroeste de Noruega y por encima del Círculo Polar Ártico. Tienen la característica, de que reciben una cálida corriente marina, que hace que tenga una temperatura mucho más suave, que otras partes del mundo situadas a la misma latitud. Estos días nos han dicho, que las Lofoten, son el Caribe Noruego…

Los meses de junio y julio son los que tienen menos precipitación y unas temperaturas más suaves. La media de temperatura esta en unos 13 grados en julio. Aunque en este mes llueva menos, a nosotros nos ha llovido cada día, excepto la primera mañana y el último día. La temperatura también ha estado por debajo de los 13 grados de media.
Nosotros hemos ido con la tienda de campaña. Está permitida la acampada libre y el territorio está lleno de lugares fantásticos para plantarla, solo tendremos que dejarlos igual a como los hemos encontrado. También está la posibilidad de instalarse en una cabaña de pescador o “rorbuer” www.lofoten.info. Hay muchos campings a buen precio en todas las islas.
Zonas y paredes para escalar con vías abiertas  hay unas cuantas repartidas por toda las islas. Vías por abrir y buenas líneas hay unas cuantas. La zona más popular, cómoda y en donde se concentra el mayor número de vías buenas es Henningsvaer.  Es un pueblecito pesquero situado a unos 25km al sur de Svolvaer(capital de las islas). Aquí encontraremos todo tipo de servicios, bares, hoteles, restaurantes, supermercado…

Una buena opción es pillarse la guía Lofoten Rock, la encontraremos en una pequeña tienda de montaña que hay en Henningsvaer. La guía está bastante bien y nos servirá para situarnos y elegir vías.
La roca es excelente predominando las fisuras y diedros, aunque también hay buenas placas de adherencia. En las vías, el equipamiento es inexistente y las reuniones no están montadas. Solo encontraremos los rápeles en las paredes de las que tenemos que bajar rapelando. La escalada es muy disfrutona y en general de fácil aseguramiento. Es un disfrute si nos gustan este tipo de vías.

Es bueno llevar un buen juego de tascones. Las vías que hemos hecho nosotros con los tascones y un juego de Camelots del 0’3 al 3, repitiendo 0’5, 0’75, 1 y 2 tendremos bastante. En vías de más grado seguramente habrá que repetir algún friend más y llevar un buen juego de tascones pequeños. Es solo una referencia, cada uno a su gusto.

Como antes he comentado el tiempo que nos ha hecho no ha sido para tirar cohetes, pero aun con esas, hemos podido escalar, poco o mucho, casi cada día. Al final hasta te acostumbras a los días grises y lluviosos y eso que nosotros somos de secano jeee…
Vías hay muchas, nosotros hemos hecho de las que la guía marca como top 50 y de un grado de entre 5 y 6. 
Nuestra primera escalada fue en una montaña que no está en las Lofoten, pero queda cerca: Stetind...

STETIND 1392 m
Espolón Sur 600m 5+.
El avión  va perdiendo altura para aterrizar en el aeropuerto de Evenes.  Por la ventana veo el Stetind, una bonita y esbelta montaña que es símbolo  de Noruega. Le digo a Imma, ya tenemos plan para mañana. Está situada 75 km al sur de Narvik, no está en las Lofoten pero vale la pena desviarse unos kilómetros para escalarla. El lugar es magnífico y la montaña preciosa.

De Narvik cogemos la E6 dirección Fausque. En un cruce cogemos la 827. En un rato ya veremos de lejos la montaña. Pasamos un túnel del mismo nombre y justo pasarlo encontraremos una parquin a la izquierda. Se puede plantar la tienda y hay WC.
Para llegar a pie de vía seguimos el camino que sale del mismo parquin. Es muy bonito y lo seguimos hasta dejar a la derecha un ibón. Llegamos a una zona con grandes bloques de granito. Seguimos hitos ala izquierda hasta una estrecha canal rocosa. Al final de esta seguimos un camino a la izquierda, en este punto hay un hito y un palo. Seguimos a la izquierda dirección pie de vía. Hay algún tramo de camino estrecho y aéreo,  y un nevero antes de llegar a pie de vía. La vía empieza a la derecha de unos pequeños techos.



La escalada es típica de diedros y fisuras y muy disfrutona. No encontraremos nada en todo el recorrido, excepto algún cordino y algún paravol suelto. Los largos más difíciles están al final, donde la vía coge verticalidad.



 A nosotros nos pillo la lluvia a cinco largos de la cima y esto le dio un plus de aventurilla a la actividad. El descenso lloviendo y con la roca mojada, tampoco es un regalo. Hay algún destrepe de vigilar y un rapel de 25m. Después del rapel continuamos con alguna trepada hasta el pico que nos queda enfrente. A partir de aquí se baja por un marcado camino marcado con hitos. Material: Camelots 0’4 al 3, juego de tascones y cintas largas.


HENNINGSVAER
Es la zona más visitada para escalar, con vías muy buenas y cómodas en días de meteo rara.
De todas las que hemos hecho las más famosilla en un grado de 5 es Bare Blabaer, una vía de 235m, 5 y descenso en rapel. Muy buena y disfrutona. La aproximación es de 1h  a 1h30’.
Otras vías recomendables de la zona y de grado entre 5 y 6 son Gollum 100m 5, Ganfal 100m 5, Guns ‘n’ Roses 100m 5+, Arette plancake 60m 5+, Lys og Skygge 60m 5+, Pizzatyven 85m 6.






Ha sido el bautismo de Imma en la escalda en fisuras y viendole la cara, creo que repetirá…

SVOLVAER
La aguja más famosa de la zona de Svolvaer es  Svolvaergeita. Se caracteriza por el salto de aguja que hay que hacer para buscar el rápel de descenso. La vía que hemos hecho va por su cara W. Se llama Forsida 5+ 138m. Es muy buena pero con poco ambiente. Desde la cima tenemos unas vistas fantásticas de Svolvaer. El descenso por su cara N en un rapel de 60m o en 2 una de 15 y otro de 25.



KALLE
Honnikornsvaer, es una  pequeña pared cerca del pueblecito de Kalle y situada al W del pequeño golfo de Kallebutka. En esta pared esta la vía Puffrisset 110m 5+. Vía muy buena con vistas sobre Kallebutka. Escalada en fisura con un segundo largo fantástico y un penúltimo de placa un pelín expo. Descenso caminando. Aproximación evidente 5’.


Los días y ratos que nos ha llovido hemos aprovechado para hacer bonitas excursiones. Posibilidades hay muchas. Algunos son picos altos con desniveles de 900/1000m y otros, los ideales con mal tiempo, son cotas de 500-600m a primera línea de costa. Es interesante subir montes en verano que, algunos de ellos, en invierno, los has subido y bajado con esquís. Sin duda, prefiero con esquís.